Eros y Psique

Eros y Psique

Cuando capturas esta luz no puedes dejar de pensar en la oscuridad que existe en la mitología de estos dos personajes. Eros la salva por amor, pero Psique traiciona su confianza por el deseo de saber. Ese deseo de saber que atormenta al alma, y la enceguece buscando la luz. Ella luego atraviesa todos los obstáculos para recuperar este amor y del perdón nace Hedoné, o «el placer». Cuando pienso en este mito, aparece ante mí como la más hermosa metáfora de la vida de pareja y la más importante lección de amor. Si nuestra alma confiara más en la belleza del amor sin temor a lo desconocido, tal vez el amor conjugaría la vida que requiere para producir el placer conjunto y poderoso. Al encontrar esta magnífica obra en el Louvre y capturar esta imagen (sin ningún filtro) solo utilizando la luz que los cubre desde la ventana, me sentía conmovida por la intimidad del encuentro amoroso, como si estuviera observando algo tan profundo que no me corresponde, un espectador impertinente intentando comprender algo misterioso; el momento en que él la perdona con un beso y ella se abandona a su protección después de haberle fallado. Por algo recordé una frase de Simone de Beauvoir, «To catch a husband is an art; to hold him is a job». Bien, pues a la deseosa de saber Psique le costó un viaje al Hades. ¿Cuánto podemos hacer nosotras, mujeres modernas, criadas con la desconfianza y el miedo al amor en cada rincón de nuestra alma, si ya ni siquiera creemos en un Hades para redimir nuestros sabotajes al amor?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: