Imagínense por un momento un mundo sin sueldo. Ahora un mundo sin leyes que impidan cruzar las fronteras de un país. Qué tal un mundo donde todos tengan una salud global garantizada y una vivienda con servicios públicos sin costo. Un mundo en donde todos cuentan con educación, no sólo básica sino profesional o de especialización en el oficio que elijas aprender. Un mundo donde el trabajo no se haga por contratos de subordinación sino de cooperación. Visualicen un momento un mundo en donde exista el trueque de servicios y no la compra, ni mucho menos la acumulación. Un mundo volcado a desarrollar las potencialidades intelectuales, físicas, emocionales y sociales de los seres que lo componen. Es decir, un mundo donde cada ser humano sea preparado para desarrollar sus talentos y con esto generar más herramientas (del tipo que sean) para que la misma sociedad sea REALMENTE sostenible. Un mundo de todos. En donde cada tierra sea de cada ser humano que puebla este mundo, no únicamente del que nació en mi misma ciudad, país o hace parte de mi familia. Un mundo en donde yo te ofrezca terapia y tu me repares el carro, o yo te ayude con el personal de tu restaurante y tu me des los almuerzos. Un mundo donde no exista la pregunta de si esa carrera profesional te dará dinero cuando los jóvenes entran a la universidad, porque el objetivo de tu profesión no sea que te de dinero, porque no necesitas el dinero. El objetivo de tu vida es desarrollar una habilidad que te apasiona naturalmente y para la que eres bueno, de tal modo que produzcas avances increíbles en la ciencia, la tecnología, las artes, la educación. Que los recursos naturales sean del mundo y por tanto no haya empresas privadas explotándolos para unos solos. En donde los lujos no tengan que existir porque no existe el deseo de tener más que los demás. Imagina un mundo donde todos son así de ricos, así de libres, así de evolucionados, y dime si no puedes sentir y percibir que todo lo que creíste que necesitas no es una necesidad en lo absoluto. Imagínate libre e imagina a los demás libres también. ¿Por qué no?.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s